Noticia |
Actualidad
Tendencias

​La madera, un clásico revalorizado

La madera es un material de construcción tan antiguo casi como la propia humanidad, pero ahora parece que la estamos redescubriendo. ¿Por qué precisamente ahora? Por sensibilidad ambiental y sostenibilidad, sobre todo. El uso de la madera en la construcción puede ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, disminuir los desechos, la contaminación e incluso rebajar los costes.

Pero no estamos hablando de la madera como nos la imaginamos siempre, tosca y con tratamiento artesanal, sino modular. Tecnológica. Preparada. Resistente al fuego. Madera, sí, pero pensada para sofisticados sistemas constructivos.

De hecho, la madera ofrece una estabilidad y resistencia muy buenas que la convierten en una alternativa viable al acero y al hormigón.

Compartir

En 2013, el despacho norteamericano Skidmore, Owings & Merrill (SOM) publicó un caso de estudio para responder a algunas preguntas sobre el uso de la madera en la arquitectura. En concreto, reimaginaban como diseñarían hoy los apartamentos Dewitt-Chestnut (Chicago, 1965), de 42 plantas, cambiando el hormigón y acero de algunos elementos por la madera. Es un ejemplo que pone de relieve el valor de un material milenario que, además de sostenible, tiene una ligereza que lo hace muy interesante como material para la construcción.

Edificio Universidad de Columbia

El Centro de Investigación Interactiva sobre la Sostenibilidad (CIRS) de la Universidad de la Columbia Británica cuenta con una buena parte de su estructura elaborada con madera (CIRS)

Los países con tradición de construir con madera llevan décadas desarrollando técnicas de trabajo con este material.

Planteado desde el sentido común, la elección del material que sostiene y viste un proyecto arquitectónico depende de su contexto climático y geográfico, de la disponibilidad y la tradición de uso local, y del sistema constructivo que deba resolver las necesidades del programa que acogerá.

 

Biblioteca Sant Martí en el distrito homónimo de la capital catalana

La madera es una de las principales vías para lograr una arquitectura realmente sostenible con proyecto como el de la Biblioteca Gabriel García Márquez, en el barrio de Sant Martí de Barcelona (Suma Arquitectura)

Huella de carbono negativa

Si hablamos de la madera, es un material muy apreciado por su huella de carbono negativa: en su vida como árbol ha absorbido suficiente CO₂ para lograr un balance negativo (en generación de gases de efecto invernadero), a pesar de su transformación posterior como elemento constructivo.

 

La madera ofrece una estabilidad y resistencia muy buenas que la convierten en una alternativa viable al acero y al hormigón.

Parque de bomberos de Moia

El proyecto del Parque de Bomberos de Moià (2020) ha hecho una apuesta tan innovadora por la madera que ha recibido una nominación para los premios Mies van der Rohe para el próximo año. (Josep Ferrando + 2260mm + Pedro Garcia)

Esta cuestión es cada vez más imperativa en la arquitectura y un requisito de las bases de muchos concursos. El estudio ganador del Parque de Bomberos de Moià (2020), por ejemplo, fue el de Josep Ferrando + 2260mm + Pedro Garcia, gracias a su estructura modular de madera, una solución reconocida con una nominación a los premios europeos de arquitectura Mies van der Rohe 2022.

Obrero de la construcción trabajando con madera

Empleado de la construcción trabajando con madera en el Brock Commons, una residencia de estudiantes en Vancouver, Canadá, que ya es una realidad de 54 metros y 18 pisos. (Imagen: UBC Media Relations)

Un buen diseño puede resolver los tradicionales puntos débiles de la madera.

La madera, un material ligero

Josep Ferrando explica que esta elección respondía a unas necesidades funcionales que “obligaban a plantear un sistema constructivo industrializado, fácilmente ampliable y modular”. La ligereza de la madera es otra gran ventaja, puesto que no solo posibilita la prefabricación de elementos de gran envergadura, sino que incluso permite trabajar con elementos tridimensionales prácticamente acabados desde el taller, mediante programas que requieren estructuras repetitivas (como pueden ser las habitaciones de un hotel), cosa que facilita el transporte hacia la obra y acelera los tiempos de construcción.

tipos de madera para arquitectura

¿Qué madera elegir? En las últimas décadas se han desarrollado opciones que permiten trabajar con una alta eficacia (Guide2)

Opciones más eficaces

Países con tradición de construir con madera como Canadá, los países escandinavos o los de Europa central (Suiza, Alemania, Austria) han desarrollado en las últimas décadas técnicas que permiten trabajar con este material de forma todavía más eficaz, por ejemplo, levantar estructuras mediante paneles sólidos, incluyendo entre las opciones paneles o elementos de madera contralaminada (CLT), madera microlaminada (LVL), madera laminada con clavijas (DLT) y madera laminada encolada (Gluelam).

Biblioteca Sant Martí en Barcelona

En Barcelona, un buen ejemplo de las ventajas de la madera como material arquitectónico de primer orden lo encontramos en la futura Biblioteca Gabriel García Márquez (Suma Arquitectura)

Construir con madera

Como sistema constructivo, la madera ofrece muchas opciones, y en Catalunya tenemos unos cuantos ejemplos. Algunos la utilizan como una estructura porticada, como un sistema de planes macizos (muros y losas) o como entramado ligero. Aquí se trabaja con variedades locales como el abeto, el pino, el roble o el castaño, y con proveedores de Catalunya, el País Vasco o Galicia, pero también de Centroeuropa (Austria), para casos específicos.

Sistema de construcion CLT

Proyecto que utiliza  madera contralaminada o CLT. (Katus)

Miquel Rodríguez, uno de los tres codirectores del curso Nuevos Sistemas Constructivos: Madera junto con Marc Folch i Jordi Pagès, y socio fundador de XMA, apunta que, por tratarse de un material natural, ligero y de poca densidad, ha tenido tradicionalmente algunos puntos “débiles”, como podrían ser el fuego, la acústica y el ataque de plagas, pero quiere puntualizar que “todos estos aspectos se pueden resolver con un buen diseño y una elección correcta del sistema constructivo. 

La construcción modular es uno de los puntos fuerts de la madera

Trabajos con paneles de madera durante el documentado proceso de construcción de la residencia de estudiantes Brock Commons en Vancouver. (Imagen: UBC Media Relations)

Estabilidad y resistencia

La madera ofrece una estabilidad y resistencia muy buenas que la convierten en una alternativa viable al acero y el hormigón en muchas de sus aplicaciones, incluidas las estructuras en altura. En cuanto a ejemplos de edificios a gran escala diseñados con madera, los hay por todo el mundo, pero, tal como indica Rodríguez, a esta escala normalmente se termina empleando sistemas híbridos que combinan la madera con hormigón o acero, “porque la madera requiere secciones más grandes según las solicitudes de algunos puntos de la estructura, y de este modo se mejora la eficacia en la construcción”.

 

El Hault en Holanda

The Haut, el edificio residencial más alto construido con madera en los Países Bajos (Arup)

Rodríguez señala que otro motivo para apostar por la combinación de materiales es la alta demanda que existe actualmente de este material. Esto podría llegar a generar en un futuro una contradicción: que los precios se encarezcan por su oferta relativamente limitada hasta el punto de convertirla en un elemento demasiado caro.

SIP

Construcción con paneles SIP, elementos prefabricados formados por dos planchas de OSB con alma de espuma rígida de poliestireno de alta densidad (Build with Rise)

Más resistente al fuego de lo que parece

Por ejemplo, en caso de incendio, la madera quema muy lentamente y se puede parametrizar en el diseño y cálculo de la estructura, de forma que puede llegar a ser tan segura o más que una estructura de acero, un material que, si llega a temperaturas elevadas, se puede derrumbar”, ejemplifica Rodríguez.

Otra cuestión es el mantenimiento, pero aquí también hay soluciones que no descuidan ni la creatividad ni la sostenibilidad. Calderon Folch, por ejemplo, ha diseñado la fachada de una vivienda en Cabrils con el sistema shou sugi ban, de madera carbonizada, que, además de generar una trama y una cromática característica, protege el material de la intemperie de forma natural.

 

Normativa en la construcción con madera

En cuanto a la normativa actual, existen dos vertientes. Por un lado, desde Europa y las administraciones se promueve el uso de materiales de cero emisiones o baja huella ecológica en el contexto de emergencia climática en que nos encontramos. Por otro lado, la normativa técnica puede llegar a ser más limitadora, siempre en pro de la seguridad, pero desfavorecer soluciones naturales que podrían ser más ecológicas o sostenibles.

Rodríguez saca provecho también de su amplia experiencia como docente para señalar que en el ámbito formativo existe sensibilidad por parte de las escuelas de arquitectura para transmitir y promover el uso de la madera y otros materiales sostenibles, y esto se refleja, por ejemplo, en los proyectos de los estudiantes. La sostenibilidad es el objetivo, y la madera, un excelente medio para lograrla.

 

Lucía Burbano
Redacción Escola Sert

¿Quieres saber más sobre construcción con madera?

El curso Nuevos sistemas constructivos: madera de la Escola Sert es un programa donde se tratan cuestiones como la reducción del impacto medioambiental, la mejora de las prestaciones térmicas y de los requerimientos de confort... En definitiva, todos los aspectos que convierten a la madera en una alternativa incuestionable para la arquitectura.

Comparte tu comentario y participa en la conversación

La información de estos campos se mantiene privada
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
El envío de comentarios está moderado, por lo que no aparecen inmediatamente.